Tras las presentaciones judiciales contra los Moyano, las diputadas denunciaron que recibieron mails con intimidaciones.

Las diputadas Graciela Ocaña y Paula Oliveto denunciaron que recibieron mails con amenazas de muerte en las que se les exigió que dejen las investigaciones sobre el patrimonio de Hugo Moyano y otros gremialistas. “Vamos a seguir trabajando por la verdad”, dijeron las legisladoras.

“No tenemos nada contra él, lo que no queremos es que el dinero público sea robado del sistema”, señaló Ocaña en referencia a Moyano. Luego de haber presentado un escrito en el Juzgado Federal 3 de Morón, donde se investiga al líder de Camioneros, la diputada dio a conocer un correo electrónico con intimidaciones.

Además de Ocaña, Oliveto también recibió mensajes similares. “Sepan los mafiosos, los que creen que nos pueden amenazar, que no tenemos la cola sucia. No tenemos nada que nos ate para ir hasta el hueso y que devuelvan lo que robaron”, aseguró la legisladora de la Coalición Cívica.

“La Coalición Cívica es parte de Cambiemos, la diputada Carrió nos marcó un camino que es denunciar las mafias y asumir muchas veces las consecuencias. Ese camino lo transitamos con valentía y compromiso”, agregó Oliveto. Ayer, la legisladora denunció en Twitter que recibió un intimidatorio mail con la firma “Moyano conducción”. En el documento decía que iba a “terminar en el CEAMSE”, junto a otros integrantes de la CC-ARI.

Por su parte, Ocaña aseguró que recibió cerca de las 14.30 un mail con el siguiente mensaje: “Cucaracha de mierda, te seguís metiendo con el jefe y te vamos a tirar mil toneladas de basura en la puerta de tu casa. No te salva ni la custodia; sos boleta, cucaracha conchuda”.

Días atrás, la diputada responsabilizó al sindicalista ante el hipotético caso de sufrir un ataque por las denuncias que viene realizando contra el líder de los camioneros. “Nos llama la atención que Moyano es tan exitoso con las empresas familiares y no lo es en el manejo de la obra social”, apuntó la legisladora de Cambiemos.

 “Hoy, la sociedad se pregunta cómo personas que nacieron en familias muy humildes y manejaron un camión pueden vivir como viven. En la Argentina, los sindicalistas tienen vida de millonarios y dicen representar a los trabajadores”, acusó Oliveto. “No es que no queremos que les vaya bien, sino que ellos tienen que explicar cómo se enriquecieron con la plata de los trabajadores y el Estado”, aclaró.

La denuncia contra Hugo Moyano

En su denuncia, Ocaña detalló cómo habría operado el líder Camionero con sus firmas cuando llegó a la CGT, a mediados de los 2000. “Creó empresas ad hoc manejadas por sus familiares para proveerles servicios a la obra social de Camioneros. Lo único que tenía la mujer hasta ese momento era un geriátrico. El único cliente que tuvo después era Camioneros, el sindicato de su marido”, comentó.

Según su acusación, Hugo Moyano habría acumulado ganancias a través de las empresas que compraron cada vez más propiedades en lugar de invertir el dinero, cuyo usufructo terminaba en la familia del actual presidente de Independiente. Tanto el gremialista como parte de su familia viven en un departamento de la avenida Montes de Oca y usan habitualmente una quinta ubicada en barrio Parque Leloir en la localidad bonaerense de Ituzaingó.

La legisladora pidió además que la Superintendencia de Servicios de Salud designe un interventor en la Obra Social de Camioneros, al igual que en todas las empresas de la familia de Moyano que tengan vinculación con el gremio. Se trata de una ampliación de denuncia en una investigación que empezó en 2006, por supuestas defraudaciones en la obra social de los Camioneros.

Fuente: Todo Noticias. 20/02/2018

https://tn.com.ar/politica/graciela-ocana-y-paula-oliveto-tras-las-amenazas-vamos-seguir-trabajando-por-la-verdad_852227